"> ¿… Eres Innovador? | Massamais

El ser humano desde sus primeros pasos en la Tierra, ha sido artífice fundamental de todas las innovaciones y modificaciones que hoy percibimos en nuestro entorno, pues busca siempre mejores condiciones de vida, un mayor desarrollo personal y comunitario, una mayor sensación de felicidad, un nivel de vida mas acorde con sus expectativas; es decir lo que la cultura humana ha asociado a progreso, desarrollo, bienestar y superación.

Cuando se analizan estos objetivos humanos a lo largo de la historia, es fácil apreciar que para lograrlos el genero humano ha utilizado 3 nociones como elementos básicos de su accionar y de su búsqueda.

El profesional y especialista de hoy en día encuentra que en su entorno existe 3 nociones básicas para la búsqueda del progreso, desarrollo, bienestar y superación.

  1. La noción de cambio, de modificación, que ha mantenido al género humano buscando nuevas formas adecuadas y creativas para solucionar problemas y limitaciones, para identificar oportunidades, para atender necesidades y deseos; en otros términos, para Innovar.
  2. La noción de acción, de realización, de llevar a cabo las actividades requeridas para que efectivamente los cambios se implementen.
  3. La noción de mejoramiento, de superación, que permite no solo dirigir los cambios hacia el logro de mejores situaciones y/o de mejores resultados, sino también que el ciclo cambio-acción-mejoramiento sea continuo e incesante.

Todas estas innovaciones y modificaciones en el entorno no han ocurrido por casualidad sino por acciones particularmente intencionadas que grupos humanos e individuos específicos han acometido en sitios y momentos particulares de la historia, marcando la historia del Ser humano.

Su capacidad de identificar nuevas formas de desarrollo y progreso (nuevas oportunidades), necesarias para el genero humano en cualquiera de sus múltiples facetas.

Su habilidad para encontrar, mediante procesos creativos e innovadores soluciones para esas necesidades o deseos.

Su deseo y decisión de poner en ejecución esas soluciones.

Su capacidad de mantener una actitud continuada, de replicar este ciclo, de corregir los errores que se presenten y contribuir sobre los aciertos que se identifiquen (principio de mejoramiento).

Observando que la identificación de oportunidad y la solución innovadora se relacionan con el concepto de cambio, El modelo de transformación es el reflejo de los tres conceptos fundamentales: cambio, acción y mejoramiento.

¿Cuál es, entonces, la regla de oro de esta nueva época? La misma de siempre:

Cambiar lo que hay que cambiar (eficacia) y cambiarlo bien (eficiencia) y al mismo tiempo, mantener lo que hay que mantener (eficacia) y mantenerlo bien (eficiencia).

Autor: Rodrigo Varela

En nuestra siguiente publicación hablaremos del «humano» su forma de identificar nuevas formas de desarrollo y progreso en la historia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *